La fisioterapia está considerada por la OMS desde 1958 como el arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje, etc… con el objetivo de reparar y recuperar la salud del paciente tratado.