La reflexología es la práctica de estimular puntos

 

sobre los pies, manos, nariz u orejas(llamados «zonas

 

de reflejo»).

 

La digitopuntura (opresión en puntos concretos y

 

bien especificados) podría aliviar numerosas dolencias

 

tales como el dolor de espalda, dolor en el cuello,

 

estreñimiento, gastritis, dolores menstruales, asma,

 

cefalea, entre otros.